20 diciembre 2016

IV sesión del MCIB: La jornada de las operas primas con La ragazza del mondo e Le ultime cose

Preparando su début cinematográfico Marco Daniele se sintió atrapado por la historia de una conocida hasta el punto de abandonar el proyecto inicial y adentrarse en el mundo de los testigos de Jehová. En su ultimo año de Politécnico, Giulia (Sara Serraiocco) una brillante estudiante que destaca en Matemáticas le gustaria continuar sus estudios en la Universidad pero su familia, especialmente su madre  no se lo permite, porque la universidad le restaría el valioso tiempo para dedicarse a la doctrina y a su religión. Por ello se prepara para trabajar haciendo prácticas en la sección de  Recursos Humanos en la fábrica de su padreDurante una de las jornadas de proselitismo, conoce a Libero un joven recién salido de prisión, y convence a su padre para ofrecerle un trabajo. Entre los dos nace una pasión; pero para una mujer testigo de Jehová está estrictamente prohibido enamorarse de un joven “del mundo” y se arriesga a ser una "disasociada"

La ragazza del mondo no es un filme de denuncia tal como manifestó Danieli en el coloquio posterior en los Verdi. "No soy periodista y tampoco pretendia denunciar de haberlo hecho hubiera tenido que abordar temas más controvertidos como la no aceptación de transfusiones". Si que se conocen detalles de las rígidas reglas que mueven a la Comunidad de los Testigos de Jehová y asistimos a parte de las celebraciones como la ceremonia del bautismo, los comentarios de la palabra y la sobrecogedora audiencia con Giulia. Lo que interesa a Daniele "es la historia de una mujer muy  frágil que tuvo que enfrentarse a su propio entorno y que a pesar de todo es una heroina". Una mujer que se caracteriza perfectamente en los rasgos de Sara Serraiocco que enamora a la cámara. El público que asistió a la MCIB pudo disfrutar nuevamente de una interpretación de Serraioco a la que ya tuvimos el privilegio de ver en anteriores ediciones de la MCIB en Cloro y Salvo. 


La ragazza del mondo
 es sobre todo una historia de amor complicada entre personas muy diferentes. "Preparando y documentandome para desarrollar esta historia descubrí que la fuerza del amor era una constante en los que habían decidido dar este paso y abandonar los Testigos de Jehová" manifestó Marco Daniele.


Tras realizar dos documentales Irene Dionisio, la única directora seleccionada en la V edición de la MCIB eligió para su opera prima Le ultime Cose el mundo de los empeños. Se trata de una narración coral muy actual que transcurre en el Monte de Piedad de la ciudad de Turin pero que podría trasladarse a cualquier ciudad italiana y por extensión del mundo.

Le ultime cose
 es una pelicula llena de simbolos, el reflejo de dos mundos los ricos en las propias subastas que organiza el Monte de Piedad que han sabido sacar provecho a la dura crisis económica y los pobres que en la lucha por la supervivencia que se ven empujados a vender lo poco que tienen. Algunos de las personas que salen en el filme eran asiduos a esta institución con más de 150 años de antiguedad y aceptaron participar en la película.

Le ultime cose
 es un filme muy cuidado estéticamente está lleno de metáforas que exhibe explicitamente. no tanto como las verdaderas motivaciones de los personajes, una hubiera agradecido  conocer más que les ha llevado a esta situación y más profundización en los carácteres. Empapada como muchos compatriotas suyos en el neorrealismo no falta un homenaje a la película Il Ladro de Biciclete.  Una interesante pero vaga propuesta.




Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home